Bifurcación dura “Genesis” de Bitcoin SV [BSV] El 4 de febrero de 2020 se restaura el protocolo original del Bitcoin para abrir las puertas a un mundo totalmente dentro de la cadena

bsv icon logo large
By Press Release Published: enero 16, 2020
bitcoin sv node genesis hard fork unleash limitless economic potential

El diseño original del Bitcoin ha vuelto gracias a la bifurcación dura de la red Bitcoin SV (BSV) el 4 de febrero de 2020. La bifurcación dura lleva el nombre “Genesis” porque acerca el protocolo del Bitcoin lo máximo posible al protocolo original publicado en 2009 por el creador del Bitcoin Satoshi Nakamoto (alias Dr. Craig S. Wright). En lugar de una “actualización”, se trata más bien de la “restauración” del protocolo. Este es un paso fundamental hacia el objetivo del Bitcoin: desbloquear la enorme potencia de escalado de la cadena y las mayores capacidades técnicas que siempre fueron posibles con la plataforma tecnológica del Bitcoin. El Bitcoin SV ahora puede dar paso a un mundo en el que los datos, las transacciones y todo tipo de actividades digitales pueden estar “on-chain” en una única cadena de bloques pública, al igual que el mundo opera en línea en un único Internet público.

El Bitcoin SV surgió de la primera guerra del hash de Bitcoin en noviembre de 2018 como el nuevo nombre del protocolo original del Bitcoin, después de que los grupos de desarrolladores anteriores (Bitcoin Core de BTC y Bitcoin ABC de BCH) cambiaran el diseño de Satoshi y rechazaran el escalado masivo. Ahora, la cadena de bloques de más rápido crecimiento de todos los tiempos, Bitcoin SV, ha visto como el desarrollo de aplicaciones basadas en el Bitcoin SV se ha disparado a nivel mundial con el fin de aprovechar sus mayores capacidades de escalado, datos y micropagos. El aumento de su uso ha hecho que el número de transacciones en la red del BSV y el tamaño medio de los bloques supere regularmente a los del BTC e incluso superen a los de la red Ethereum durante algunos días. ¿Por qué? El BSV (de Bitcoin Satoshi Vision) es el único proyecto que se adhiere al protocolo, diseño y visión originales de Satoshi Nakamoto. Es decir, el BSV es Bitcoin.

Jimmy Nguyen, el presidente fundador de la Bitcoin Association (una organización mundial de la industria que respalda al Bitcoin SV), señala: “La bifurcación dura Genesis recupera el diseño de Satoshi para el Bitcoin SV, por lo que constituye un momento histórico en el camino del Bitcoin por convertirse en el sistema de dinero en efectivo electrónico peer-to-peer del mundo y la cadena de bloques empresarial que puede impulsarlo… todo. Internet dio lugar a un mundo en el que todo puede estar ‘en línea’; el Bitcoin SV puede ahora dar lugar a un mundo en el que todo puede estar ‘en la cadena’”.

Según los líderes del proyecto Bitcoin SV Node, Daniel Connolly (desarrollador principal) y Steve Shadders (director técnico), la bifurcación dura Genesis implica muchas características técnicas (resumidas aquí) que cumplen tres objetivos principales:

  • Liberación del potencial de escalada del Bitcoin

Genesis finalmente liberará la potencia inherente del Bitcoin para escalar masivamente gracias a la eliminación del tamaño predeterminado de los bloques. El ecosistema del Bitcoin ha estado paralizado durante demasiados años debido a las disputas sobre si la red debería poder escalar a tamaños de bloques más grandes para poder admitir un mayor volumen de transacciones. La red BTC ha limitado el tamaño de los bloques a tan solo 1 MB, lo que solo permite de 3 a 7 transacciones por segundo; la red BCH se ha mantenido en 32 MB, lo que sigue siendo demasiado pequeño para permitir el uso empresarial.

El Bitcoin SV, en cambio, elimina ahora cualquier límite predeterminado para el tamaño de los bloques (o mejor dicho, el límite predeterminado, por consiguiente, la capacidad de transacciones será infinita). Dependerá de los mineros, más que de los desarrolladores de protocolos, gestionar el consenso del tamaño de los bloques y la capacidad de transacciones en la red BSV en función de las fuerzas del mercado; esa fue la intención del diseño de Satoshi.

Actualmente (antes de la bifurcación dura Genesis), el BSV puede procesar cómodamente 1000 transacciones por segundo y, en teoría, hasta 9000 transacciones por segundo (si el actual límite de tamaño de bloque de 2 GB se utiliza por completo). Una vez que la bifurcación dura elimine el límite del tamaño del bloque y con las mejoras técnicas y el trabajo de escalado que se está llevando a cabo, la capacidad de transacciones del BSV crecerá aún más y su potencial es infinito. Esto allanará el camino para que las empresas diseñen de forma fiable aplicaciones a gran escala en la cadena de bloques del BSV. También ayudará a que la minería del Bitcoin siga siendo rentable en el futuro, ya que permitirá a los mineros ganar más comisiones de transacciones y compensar así la pérdida de ingresos debido a la continua “reducción” de la bonificación fija por bloque de Bitcoin (que se reducirá a la mitad de 12,5 monedas a 6,25 monedas en la primavera de 2020 y continuará reduciéndose a la mitad cada cuatro años a partir de entonces).

  • Restauración del protocolo original y la potencia técnica del Bitcoin

Durante el período de vida del Bitcoin, los desarrolladores de protocolos efectuaron cambios e impusieron límites a las capacidades técnicas del Bitcoin. Por ello, otro de los objetivos del Bitcoin SV es restaurar todo lo posible del protocolo original para hacer realidad el espíritu del diseño de Satoshi descrito en el libro blanco y el software original del Bitcoin. La bifurcación dura Genesis es un enorme paso en esta dirección; contiene un gran número de cambios que se pueden agrupar en tres grupos:

  1. Eliminación de los límites artificiales impuestos al protocolo. Es decir, la eliminación de cualquier límite al tamaño de los bloques de la cadena de bloques (y, por lo tanto, a la capacidad de las transacciones y los datos) como se ha descrito anteriormente, así como cualquier límite al tamaño y las capacidades de las transacciones individuales.
  2. Restaurar la funcionalidad original completa del script del Bitcoin, el lenguaje de programación utilizado en el protocolo del Bitcoin. A lo largo de los años, se han desactivado o limitado elementos fundamentales del lenguaje de script del Bitcoin; la bifurcación dura Genesis restaura esas funcionalidades en el Bitcoin SV.
  3. Eliminación de algunos cambios perjudiciales que se hicieron en el Bitcoin. Por ejemplo, el Bitcoin SV es un hash de pago a script (P2SH) “en extinción”, que se añadió al protocolo del Bitcoin después de que Satoshi dejara el proyecto con el fin de abordar los problemas observados con las transacciones multifirma “desnudas”. Sin embargo, el P2SH trajo consigo importantes problemas de privacidad y seguridad propios, además de que rompe con las capacidades de contratos inteligentes y el modelo de transparencia del diseño original del Bitcoin.

Con estas restauraciones, la cadena de bloques del Bitcoin es más fácil de usar no solo para transacciones de pago, sino también para una gran variedad de datos, tokens, contratos inteligentes, entrega de contenidos, aplicaciones empresariales, Internet de las cosas y otros usos. Los desarrolladores y las empresas podrán diseñar transacciones que realicen muchas funciones complejas en Bitcoin, sin tener que recurrir a otros proyectos de cadena de bloques como Ethereum, EOS o Hyperledger.

  • Estabilización del protocolo

El 7 de junio de 2010, en los inicios de vida del Bitcoin, Satoshi escribió en un artículo en línea las siguientes famosas palabras:

La naturaleza del Bitcoin es tal que, después de publicarse la versión 0.1, el diseño principal quedó grabado en piedra de por vida”.

Además de restaurar el protocolo original del Bitcoin, la bifurcación dura Genesis honra la visión de Satoshi de que el diseño principal quede “grabado en piedra”. La actualización contiene una lista bastante larga de modificaciones técnicas, que se agrupan todos en una bifurcación dura por una razón de peso: la capacidad de estabilizar el protocolo.

¿Por qué esto es tan importante? Un conjunto de reglas estables garantiza que una transacción monetaria o de datos realizada en la cadena de bloques hoy seguirá siendo válida dentro de 2, 5 y 100 años. Asimismo, las empresas y los desarrolladores quieren un protocolo bloqueado antes de comprometer tiempo y recursos al diseño de aplicaciones basadas en dicho protocolo, en lugar de tener que cambiar constantemente su proceso de desarrollo cada vez que cambia el protocolo base. En comparación, el protocolo de Internet ha cambiado muy poco en los últimos 30 años, y esa estabilidad ha sido fundamental para lograr el inmenso mundo actual de comercio y actividad en línea.

Nótese que después de la bifurcación dura Genesis, la red BSV todavía puede experimentar algunas actualizaciones y mejoras de software, entre ellos el software de Bitcoin SV Node. Además, la empresa líder en investigación y desarrollo de cadenas de bloques nChain está desarrollando una versión diferente, de tipo empresarial, del software BSV denominada “Teranode”. En cualquier caso, ninguna versión de software futura afectará significativamente a las reglas del protocolo base del Bitcoin y tampoco debería afectar a las aplicaciones que se desarrollen sobre el BSV después de Genesis.