El libro blanco de Bitcoin representa un legado personal individual, mientras que Bitcoin SV ofrece una visión más amplia del mundo

By Jimmy Nguyen Published: enero 27, 2021
Bitcoin Whitepaper

Tras los recientes eventos en relación a la aplicación de los derechos de propiedad del libro blanco de Bitcoin, Jimmy Nguyen, presidente y fundador de la Bitcoin Association, compartió un artículo público en el blog de su LinkedIn personal en el que ofrece una reflexión de la situación actual junto a su propia visión. Se incluye a continuación con todos los permisos de publicación.

La semana pasada, la ley sobre derechos de autor acaparó la atención de los medios y las redes sociales en el mundo de las monedas digitales. Todo se originó a raíz de las demandas legales que el Dr. Craig Wright envió a través de su equipo legal a varios operadores de sitios web para aplicar los derechos de autor de su famoso libro blanco de Bitcoin. Cabe destacar que ni la Bitcoin Association ni el resto del ecosistema de Bitcoin SV forman parte de la disputa legal; se trata de una decisión personal de Craig para proteger un documento que considera su legado personal. Por esa razón, aunque normalmente jamás opinaría públicamente sobre los procedimientos legales iniciados por terceras partes, el interés del sector y mi experiencia como abogado especializado en propiedad intelectual me han llevado a compartir mi reflexión.

Craig asegura ser el autor del libro blanco de Bitcoin, documento publicado originalmente en línea bajo el seudónimo Satoshi Nakamoto en 2008 y publicado ahora en el sitio web personal de Craig bajo su propio nombre. Su intención es que se elimine el libro blanco de ciertos sitios web, entre los que se incluyen Bitcoin.org, BitcoinCore.org y Bitcoin.com, que lo usan para promocionar Bitcoin Core (BTC) y Bitcoin Cash (BCH). Estas dos versiones de Bitcoin compiten entre ellas y han dejado de representar a Bitcoin completamente. En su lugar, Craig y muchos otros aseguran que el diseño y el protocolo originales de Bitcoin, tal y como los describió Satoshi en sus primeros artículos y en el propio libro blanco, solo se conservan en Bitcoin SV (BSV).

 

¿Cuál es la diferencia entre las distintas variantes de Bitcoin y por qué es importante?

El libro blanco de Satoshi explica que Bitcoin nació como un “sistema de pago electrónico entre pares” para reducir los costes de los pagos a través de Internet, incluidas las “pequeñas transacciones esporádicas”. Una infraestructura de pagos en línea eficiente, es decir, un sistema de pagos electrónicos que pueda ser utilizado a gran escala y en el día a día, necesita una red que pueda gestionar grandes volúmenes de transacciones rápidamente y procesarlos por cuotas mínimas.  Satoshi dejó este punto muy claro desde sus inicios en el mundo de Bitcoin, afirmando que Bitcoin se puede escalar “sin límite”.

Sin embargo, a pesar de la clara intención de su creador de escalar la red y establecerla como la infraestructura para pagos en línea más eficiente, los desarrolladores del protocolo del núcleo de Bitcoin que asumieron el control del proyecto (bajo el indicador BTC) tras la salida de Nakamoto en 2011 limitaron la cadena de bloques de BTC.  Rechazaron el escalamiento y limitaron la capacidad de la cadena a 7 transacciones por segundo, haciendo que las comisiones por transacción se pusieran por las nubes. Ahora, BTC se oferta como “oro digital” y una “reserva de valor” de activos de reserva, en lugar del sistema de pago electrónico entre pares para uso diario concebido por Satoshi. La red BTC se alejó aún más con la introducción del testigo segregado (SegWit), un cambio que modificó la red de tal manera que, por definición, ya no puede llamarse Bitcoin, o con otras funciones como replace-by-fee (RBF), un mecanismo para reemplazar una transacción sin confirmar por una versión de la transacción con una comisión más alta.

En 2017, surgió Bitcoin Cash (BCH), aparentemente para continuar la labor de Bitcoin de convertirse en el “dinero electrónico entre pares”. Yo y muchos otros apoyamos BCH por un tiempo hasta que confirmamos que los desarrolladores del protocolo BCH querían desviarse significativamente del diseño de Satoshi. Por ejemplo, modificaron la estrategia de orden de las transacciones e introdujeron una nueva técnica de firma digital que podría usarse para ofrecer una falsa “privacidad”, ignorando que Bitcoin fue diseñada para ser un ledger público y auditable para realizar transacciones honestas. Por si fuera poco, BCH tiene congelado el (bastante modesto) límite de bloque desde 2018, sin escalarlo a los niveles concebidos por Satoshi Nakamoto.

Por esa razón surgió Bitcoin SV (Satoshi Vision) en el 2018 con la misión de, finalmente, hacer realidad el diseño original.  Bitcoin SV ha recuperado el protocolo de Bitcoin de Satoshi prácticamente en su totalidad, sin límite predeterminado de tamaño de bloque en su cadena y, por tanto, tampoco en su capacidad de transacciones. También ha recuperado muchas de las funciones técnicas originales de Satoshi, como eliminar los límites artificiales en el tamaño y funcionalidad de las transacciones o volver a ofrecer todas las funcionalidades originales de Bitcoin Script (el lenguaje de programación del protocolo Bitcoin). Sin límites en el escalamiento, se pueden minimizar y predecir las comisiones por transacción. En 2020, la mediana de las transacciones en la red Bitcoin SV se mantuvo, en general, por debajo de 1 centavo de dólar. De esta forma, Bitcoin SV es un sistema rápido y eficiente a la hora de realizar pagos electrónicos, incluidas las “pequeñas transacciones esporádicas”, tal y como se describe en el libro blanco de Satoshi. Mientras muchos dentro del sector consideran que BSV es un fork (una bifurcación) de BTC y BCH, Craig y otros consideran que BSV simplemente se trata de un nuevo nombre y símbolo indicador del Bitcoin original.

 

Entonces, ¿qué tiene todo esto que ver con el libro blanco de Bitcoin y las leyes de derechos de autor?

Craig afirma rotundamente ser Satoshi Nakamoto, autor del libro blanco de Bitcoin y de sus derechos de autor. Como tal, está ejerciendo algunos de los derechos exclusivos proporcionados por los derechos de autor, como el control de la reproducción y publicación de su trabajo.

Las demandas legales de Craig han causado un gran revuelo y han provocado una oleada de comentarios muy críticos en las redes sociales. Los detractores de las acciones legales de Craig piensan que solo busca “censurar” el libro blanco y limitar el desarrollo con código abierto, pero no creo que sea el caso.

En su lugar, ya que BTC y BCH se han desviado del protocolo de red original y el modelo de incentivos económicos previstos por Satoshi Nakamoto en el libro blanco, Craig afirma que, como dueño de los derechos de autor, no quiere verse asociado con la promoción de BTC, BCH u otras monedas digitales que no sean el Bitcoin original, incluyendo sitios web como Bitcoin.org, BitcoinCore.org y Bitcoin.com.

La polémica también ha revelado las ironías del sector de las monedas digitales.

Los partidarios de BTC defienden abiertamente el libro blanco de Bitcoin a pesar de que el encargado de mantener el sitio web Bitcoin.org (un largo defensor de BTC que se oculta bajo el pseudónimo Cobra Bitcoin) ha admitido que el documento de Satoshi ya no describe a BTC. En 2016, Cobra afirmó que “el Bitcoin del libro blanco y el Bitcoin [BTC] de Bitcoin.org están empezando a separarse”. En 2017, incluso describió al libro blanco como “obsoleto e incorrecto” a la hora de describir BTC, y añadió que creía que “en algún momento, el documento provocará más daños que beneficios porque hará creer a muchos que entienden el funcionamiento de Bitcoin [BTC]». Por tanto, Cobra promueve una actualización del libro blanco para que describa BTC con precisión.

A pesar de esa opinión de que el libro blanco de Satoshi ya no describe BTC, otras alternativas a Bitcoin están atacando a Bitcoin SV y sus seguidores, hasta el punto de realizar ataques del 51% (ilegales) contra la red BSV simplemente porque Craig no les gusta. Por esa razón, quiero dejar esto muy claro: se trata de un individuo que intenta reclamar su legado personal como creador de Bitcoin. Aunque muchos (entre los que me incluyo) ciertamente tienen su opinión al respecto, es una batalla personal de Craig.

Como ya he afirmado, Bitcoin SV está por encima de Craig Wright o cualquier otro individuo. El ecosistema de Bitcoin SV ha crecido muchísimo en todo el mundo gracias a los consumidores, desarrolladores, empresas emergentes y comercios grandes, grupos de mineros, proveedores de servicios e incluso estados (como la pequeña isla-estado de Tuvalu en el Pacífico Sur) que han utilizado o trabajado con Bitcoin SV. Vemos como siguen apareciendo potentes aplicaciones basadas en la tecnología de cadena de bloques en muchos sectores, como fintech, sanidad, cadenas de suministro, RegTech, el Internet de las Cosas, redes sociales, juegos en línea, eSports, y AR/VR. Con la gran oleada de innovación que se aproxima y tanta gente involucrada en la actualidad, estoy seguro de que Bitcoin SV tendrá éxito independientemente de que Craig ejerza derechos de autor, gane o pierda sus disputas legales, o convenza a todos de que es el creador de Bitcoin.

Y, precisamente, debería ser así, centrándonos en la utilidad de los activos digitales y su tecnología de cadena de bloques. Personalmente, creo que Craig es Satoshi Nakamoto. Sin embargo, no me canso de repetir que la gente debería apoyar Bitcoin SV porque representa la idea original de Bitcoin y porque su cadena de bloques funciona (y es la mejor), no porque crean que Craig es Satoshi o no. Con Bitcoin SV, estamos desarrollando la red que mejor se ha adaptado a la transformación de datos del mundo desde el surgimiento de la Internet, y se trata precisamente de eso, de la tecnología.

Estoy seguro de que muchos de vosotros estaréis pendientes del último capítulo de esta historia que surge del mundo de los activos digitales. Mientras tanto, nosotros y el resto del ecosistema de Bitcoin SV seguiremos trabajando cada día para ofrecer una visión más amplia del mundo gracias a Bitcoin.