IGAMING EN LA CADENA DE BLOQUES

Cadena de bloques del Bitcoin SV: casos de uso del iGaming

Cadena de bloques del Bitcoin SV: casos de uso del iGaming

El iGaming es un gran negocio. Un estudio realizado por Grand View Research reveló que en 2018 el tamaño del mercado mundial anual del iGaming se estimó en la asombrosa suma de 48.500 millones de dólares, cifra que solo se espera que aumente a medida que crezca la popularidad de los teléfonos inteligentes y el internet móvil, sobre todo, en los países emergentes.

Sin embargo, aunque se trata de un sector que cuenta con una base de capital envidiable y un inmenso potencial de crecimiento, el iGaming sigue presentando problemas inherentes en materia de transparencia y confianza. Las preocupaciones sobre el cálculo de probabilidades, la protección y el pago de las apuestas monetarias, la lentitud de las tasas de liquidación y las altas comisiones, por no mencionar las cuestiones relativas a la protección de datos y la seguridad digital, son solo algunos de los problemas a los que deben enfrentarse los casinos en línea.

El grado en el que estas preocupaciones están justificadas puede ser discutible, pero no lo es el impacto que tienen en la reputación de los casinos en línea y, por consiguiente, en su capacidad a largo plazo para mantenerse en funcionamiento.

La integración del iGaming en la tecnología de cadenas de bloques puede resolver estos problemas de los casinos en línea y restablecer la reputación de la industria, haciendo de la transparencia y la verificabilidad un componente esencial de su oferta.

La tecnología de cadenas de bloques permite un sistema que no requiere la confianza entre las partes para realizar un intercambio, en lugar de ello la confianza se crea directamente entre las partes sin depender de una autoridad central o un intermediario (como una «casa» de casino, un operador de apuestas deportivas o un servicio de depósito en garantía para procesar las apuestas). Las partes que integran una determinada transacción efectuada en una cadena de bloques se registran, almacenan y distribuyen a través de una red de ordenadores dando lugar a un registro permanente, inmutable y transparente que puede ser comprobado y verificado por todas las partes que participan en la transacción.

En el caso de los casinos en línea, estas mismas características constituyen soluciones a los problemas intrínsecos a los que se enfrenta la industria, aunque solo suponen una pequeña aproximación a todo el potencial que tiene la tecnología de cadenas de bloques para transformar los sistemas que sustentan el iGaming. La cadena de bloques del Bitcoin SV es la que ofrece las ventajas de escalabilidad, estabilidad y seguridad que mejor pueden impulsar el futuro del iGaming.

Caso de estudio: Apuestas en la cadena de bloques - BitBoss

Caso de estudio: Apuestas en la cadena de bloques - BitBoss

En una industria que se enfrenta a problemas de confianza, una innovadora empresa americana con sede en Denver (Colorado) está utilizando la potencia de la cadena de bloques del Bitcoin SV para conectar los casinos del mundo real y los casinos en línea, al tiempo que favorece un iGaming justo y verificable.

Con más de una década de experiencia asesorando, levantando y dirigiendo empresas de juegos de azar, Matt Dickson sabe unas cuantas cosas acerca de la industria: lo bueno, lo malo y lo feo. Pero con su más reciente empresa, BitBoss —de la que es cofundador y CEO—, Dickson espera eliminar lo malo y lo feo con lo que se asocia la industria con demasiada frecuencia aprovechando el poder de la tecnología de cadenas de bloques.

«Creemos que la cadena de bloques del BSV es ideal para eliminar muchos de estos importantes elementos de fracaso», explica.

«Lo que realmente estamos intentando hacer es vincular el mundo físico —el mundo del casino— con el mundo cibernético».

BitBoss ya ha lanzado una cartera de productos para iGaming que trabajan de forma colectiva para transferir todas las actividades de dinero y juego de los casinos del mundo real y en línea a la cadena de bloques pública del BSV.

«Hemos diseñado un producto de hardware que se inserta en las máquinas tragaperras. Cuesta alrededor de cien dólares ahora mismo, lo que es muy económico. Funciona con Linux, lo insertamos en una máquina tragaperras e intercepta las comunicaciones que van y vienen entre la máquina y el servidor backend que dirige el casino», añade Dickson.

«En todo el mundo existen 10 millones de máquinas tragaperras y todas funcionan con un protocolo común. Las criptomonedas se pueden introducir y volver a extraer de las tragaperras fácilmente, principalmente en forma de tokens, que son solo un sustituto de una ficha de casino o de un comprobante de crédito».

La solución de hardware, conocida como Bridge Link, permite a los jugadores transferir fácilmente sus tokens desde una máquina tragaperras a su smartphone por medio de la cadena de bloques del BSV, manteniendo sus fondos almacenados de forma segura en forma de criptomonedas.

«Albergamos la esperanza de que algún día un jugador se siente en el casino y utilice nuestra tecnología sin saber que detrás se encuentra la cadena de bloques», dice Dickson.

«Diseñamos el producto de manera que el backend fuera agnóstico para que cualquier casino pudiera utilizarlo. Ahora, de repente y sin saberlo, el cliente tiene una cartera de criptomonedas. Si desea retirar dinero de la máquina tragaperras, los créditos se transfieren a su teléfono móvil, lo que permite al casino ofrecer otros servicios utilizando esos mismos créditos».

Dickson utilizó bares, restaurantes y tiendas de regalos como ejemplos de cómo implantar Bridge Link en situaciones de la vida real, pero donde realmente sobresalen las innovaciones de BitBoss es en la transición de los jugadores entre el juego físico y el digital.

«En estos tiempos, resulta muy caro conseguir clientes en línea, atraer a un cliente en línea puede costar entre 400 y 800 dólares,» explica Dickson.

«Estamos convencidos de que los casinos físicos, con los millones de visitantes que tienen, van por el camino equivocado si no guían lentamente a sus jugadores hacia la cadena de bloques».

Al difuminar las líneas que separan a los casinos del mundo real y el iGaming, BitBoss permite a los jugadores utilizar los mismos tokens con los que jugaron en el casino para los juegos digitales, ya sea en línea o a través de aplicaciones móviles basadas en la cadena de bloques del BSV.

«Contamos con un ecosistema móvil —diseñamos juegos de lotería, de ruleta, de póker y también estamos trabajando en máquinas tragaperras— integrado estrechamente en la cartera criptográfica», explica Dickson.

«Creemos que la cartera criptográfica empezará a reemplazar a las aplicaciones de mensajería y cosas así en el futuro. Cuando la gente empiece a ver las criptomonedas como un medio de pago diario que reemplaza al dinero en efectivo o a las tarjetas de crédito, también querrán que su plataforma de casino esté estrechamente integrada en esa cartera criptográfica».

Probadamente justo

Un elemento fundamental de la propuesta de valor planteada por Dickson y BitBoss para sus productos de iGaming es el juego justo y verificable que garantice que todos los juegos se jueguen según las reglas especificadas, sin que los operadores puedan modificar los parámetros o los resultados una vez que se ha hecho una apuesta, un problema con el que los apostantes se encuentran con demasiada frecuencia en la actualidad.

«Muchos casinos en línea intentan engañar a las personas. Puede que no lo hagan todo el tiempo, pero pueden recortar un 1 o un 2 por ciento extra para sí mismos,» dice Dickson.

«Cada vez que un jugador pierde, piensa ‘¿me han engañado?’ y en muchos casos realmente es así».

Estos operadores deshonestos tienen un importante impacto en la reputación del resto de la industria de los juegos en línea, que, al no poder verificar la integridad de sus juegos de manera abierta y comprensible, también se ven desprestigiados a grandes rasgos. Para contrarrestar esto, BitBoss utiliza las capacidades únicas de la cadena de bloques del BSV para permitir un sistema que, según la jerga de los juegos de azar, es probadamente justo, es decir, un proceso mediante el cual un jugador puede estar matemáticamente seguro de que los resultados del juego son justos y que no han sido alterados de ninguna manera.

«Cuando un jugador inicia una sesión de juego, envía una transacción al casino que le indica que desea iniciar una sesión de juego probadamente justa. En ese momento, el casino crea una clave pública extendida que envía al jugador en forma de transacción», explica Dickson.

«El jugador recibe la clave pública extendida y crea su propia clave pública. Esta se incluye en el op_return y se envía junto con el importe de la apuesta y la propia apuesta. El casino recibe esta clave pública y crea una clave privada que se utiliza como semilla para el generador de números pseudoaleatorios».

Cuando el casino envía el resultado al jugador por medio de la cadena de bloques, el jugador recibe el resultado en la clave privada. Ahora, el jugador puede optar por utilizar su propia clave privada y la clave pública para determinar si se utilizó la clave privada correcta como semilla para el resultado. Este proceso asegura con certeza matemática que tanto el juego como el resultado fueron probadamente justos.

«Dentro de la cadena de bloques, todas las transacciones pueden ser vistas por todo aquel que lo desee. Una vez que las transacciones están en la cadena de bloques, ya no se pueden modificar,» añade Dickson.

«Si un jugador no está conforme o tiene una pregunta sobre sus transacciones, ya no será necesario llamar al casino. Puede determinar el ID de la transacción en su cartera criptográfica y buscar dicho ID de transacción en un explorador de bloques para comprobar si su apuesta se hizo a tiempo o no. Podrá ver si apostó 20 o 30 dólares. Esta es una excelente oportunidad para empezar a orientar a los clientes hacia la cadena de bloques, ya que permite ofrecerles una mayor visibilidad de lo que está sucediendo realmente».

Un beneficio adicional del sistema probadamente justo basado en la cadena de bloques que ha desarrollado BitBoss es que evita los intentos de doble gasto de los jugadores.

«Esto se debe a que tomamos la salida de la transacción del apostador cuando hace su apuesta y la usamos para la entrada cuando le pagamos», explica Dickson.

«Si el jugador intenta duplicar el gasto, nuestro reembolso no será válido. El jugador tiene la elección: ¿prefiere intentar duplicar el gasto y acabar el juego con suma cero o prefiere intentar obtener la ganancia potencial por la que está jugando?».

La exclusividad del BSV

El fundamento de BitBoss y su gama de productos de iGaming es la cadena de bloques del BSV, el restablecimiento del protocolo original del Bitcoin tal y como lo concibió el creador conocido por el seudónimo de Satoshi Nakamoto.

«Lo que nos ofrece el BSV es una cadena de bloques muy segura que podemos utilizar para el juego con dinero real, donde no importan los tiempos del bloque ni el doble gasto, además de comisiones de transacción superbajas, escalabilidad, prueba de trabajo y protección por patente», dice Dickson.

Muchas cadenas de bloques han dedicado mucho tiempo a deshacerse de las pruebas de trabajo para así poder reducir los tiempos de los bloques. Pero la reducción de estos tiempos de bloque también reduce la seguridad».

La seguridad es de suma importancia para los que se dedican al iGaming, que cuentan con sitios diseñados fuera de la cadena mediante una arquitectura de servidores tradicional y centralizada, un objetivo frecuente de los hacker. Asimismo, añade Dickson, los casinos del mundo real prestan mucha atención a las amenazas de seguridad, tanto internas como externas.

«A los casinos también les preocupa mucho la seguridad, les preocupa que la gente salga por la puerta con las fichas o que los empleados roben», explica.

«La seguridad es uno de nuestros principales objetivos. La integridad del sistema monetario de un casino es enorme y ahora de repente estamos diciendo que cada transacción que pasa por el casino tiene la seguridad incorporada por defecto».

BitBoss aprovecha las capacidades exclusivas de la cadena de bloques del BSV para que su oferta sea más segura. Las firmas con umbral, una avanzada técnica de seguridad que permite a varias partes mantener partes divididas de una única clave criptográfica privada, son un elemento fundamental para ello. Permiten que varias partes firmen juntas para autorizar el envío de bitcoines, lo que contrasta con los esquemas de multifirma utilizados habitualmente en la actualidad, en los que diferentes partes aseguran las claves privadas separadas que se requieren de forma colectiva.

Esto significa que en los esquemas de firma con umbral no existe ningún punto de fallo, sin importar cuántas partes deban firmar para autorizar el envío de bitcoines.

«Las claves divididas seguras o las firmas con umbral nos permiten unir de forma muy segura varias partes para crear esa asignación», explica Dickson.

«Varias partes —el CEO, el CFO o quien sea— pueden unirse y generar una clave privada que, de hecho, nunca existe en ningún lugar».

En una situación de umbral nunca existe la clave privada completa; las partes firmantes se unen para crear los componentes «divididos» necesarios para una sola firma. En caso de que se pierdan algunos fragmentos, la clave también se puede recrear uniendo un subconjunto de estas partes.

«Necesitábamos un método que permitiera a los casinos hacer copias de seguridad de las carteras de sus clientes», dice Dickson.

«Utilizamos una clave dividida segura o firmas con umbral como reemplazo de la multifirma. Se trata de un método patentado en BSV y que únicamente estará disponible con el BSV».

Otra ventaja es la privacidad: las transacciones creadas a partir de un esquema de firma con umbral son indistinguibles de cualquier otra transacción en la cadena de bloques, lo que demuestra que se utiliza una única clave pública para firmar la transacción. A modo de ejemplo, no es posible determinar que 2 de las 3 partes de la clave fueron utilizadas por diferentes «firmantes» para crear una sola firma con umbral ni tampoco qué «firmantes» individuales aportaron esas 2 de las 3 partes de la clave. Por el contrario, en las transacciones multifirma, la cadena de bloques registrará las 2 (de 3) claves públicas separadas que se utilizaron para firmar la transacción.

Además, las partes de una firma con umbral se pueden eliminar o añadir con facilidad (y de manera más privada) por medio de un proceso para crear el esquema de umbral, a diferencia del enfoque de multifirma donde debe transferirse la propiedad de cada clave separada, lo que podría no ser seguro.

Además de las exclusivas características de seguridad de la tecnología disponible con el BSV, Dickson añade que las comisiones de transacción comparativamente minúsculas y fiables asociadas al BSV lo convierten en la elección correcta para las entidades que buscan establecer negocios basados en la cadena de bloques.

«Resulta imposible llevar a cabo una actividad comercial real en una cadena de bloques si no es posible predecir con facilidad cuánto van a ser las comisiones. Con el BSV es posible dirigirse directamente a los mineros para negociar las tarifas», explica Dickson.

«En nuestro caso, cuando se registra un casino, determinamos cuántas transacciones creemos que pueden hacerse anualmente reemplazando el sistema de tickets en las máquinas tragaperras. Después, nos ponemos en contacto con los mineros y negociamos la tarifa para esas transacciones».

En resumen, el exclusivo conjunto de características intrínsecas al BSV combinado con la escalabilidad y las bajas comisiones asociadas a este, lo convierten en la única opción para las empresas que deciden desarrollar sobre la cadena de bloques, dice Dickson.

«Si puedo hacer todo esto por fracciones de un centavo por transacción, sin tener que preocuparme por la gestión y ejecución de los sistemas backend ni de que el dinero de mis clientes pueda ser robado de una base de datos o por un empleado deshonesto, tampoco tengo que preocuparme por crear mis propios registros de auditoría», añade.

«Entonces, la pregunta sería: ¿por qué no empezar a pensar en utilizar un sistema basado en cadenas de bloques?».

Y si las empresas de iGaming deciden utilizar un sistema de cadenas de bloques, por lógica, deben pensar en diseñar sobre el Bitcoin SV.