Pagos en blockchain

Blockchain de Bitcoin SV: casos de uso de pagos

Blockchain de Bitcoin SV: casos de uso de pagos

Cuando la gente piensa en Bitcoin, lo primero que les suele venir a la cabeza es el dinero; después de todo, si creemos lo que dicen los titulares, la función principal de Bitcoin es actuar como un activo especulativo y generador de dinero.

Pero el verdadero poder de Bitcoin en lo que respecta al dinero es su capacidad de funcionar como una plataforma de pagos peer-to-peer, facilitando el rápido movimiento y la liquidación de fondos entre los usuarios y las empresas con tarifas bajas.

Sin embargo, el tamaño limitado de los bloques hace que, en la mayoría de los blockchains, esta capacidad tenga poca utilidad práctica, ya que restringe de manera artificial el número de transacciones que pueden procesarse con cada bloque. Esta limitación trae como consecuencia que el espacio de cada bloque sea un recurso escaso, elevando el precio de la transacción y aumentando el tiempo que puede llevar a la confirmación de la misma.

Las transacciones lentas y costosas limitan la utilidad de la mayoría de los blockchains, que acaban funcionando como una plataforma de pagos únicamente para las grandes transacciones, en las que unas tarifas más altas y unos plazos de liquidación reducidos preocupan menos.

Pero eso no es Bitcoin.

Bitcoin SV, que no pone límites al tamaño de los bloques que se pueden procesar en su plataforma, es el único blockchain que sirve eficazmente como plataforma de pago rápida y rentable. Con un número ilimitado de transacciones a procesar con cada bloque, Bitcoin SV puede mantener las transacciones en movimiento con tarifas fijas muy bajas, de tan solo unas fracciones de céntimo, mientras garantiza una rápida liquidación con cada nuevo bloque añadido a la cadena.

Las funcionalidades de Bitcoin SV no solo le permiten actuar como una plataforma de pagos en el sentido más tradicional, sino que también, a través de los micropagos, abren un mundo de nuevas posibilidades a las empresas. Gracias a la reducción de las tarifas por transacción a fracciones de céntimo, los pagos de tan solo unos pocos céntimos se hacen viables, lo que crea una nueva economía digital en la que las empresas disponen de nuevas vías de monetización.

Estudio de caso: Money Button

Estudio de caso: Money Button

Money Button, que aprovecha la rápida y rentable plataforma de pagos proporcionada por Bitcoin SV, es una completa aunque sumamente sencilla interfaz de Bitcoin para empresas y clientes por igual.

“Money Button es un sistema de pagos muy sencillo. La idea es que enviar dinero a través de Internet sea una acción lo más fácil posible, tanto para el usuario final como para la empresa que utiliza Money Button”, explica Ryan X. Charles, director ejecutivo de Money Button.

“Lo que queremos hacer con Money Button es eliminar todas las barreras para facilitar el envío de pagos por Internet, resolviendo así cuestiones como las tarifas por transacción y la experiencia del usuario para que todo el proceso sea lo más sencillo posible”.

Enviar pagos a través de Money Button es, tal y como su nombre indica, tan fácil como deslizar un botón. Diseñado para emular el carácter intuitivo del botón “me gusta” de Facebook, el sistema funciona de manera muy eficaz como una vía de acceso sin barreras al ecosistema de Bitcoin.

“Sin embargo, Money Button no solo proporciona pagos”, añade Charles.

“Con el tiempo, Money Button ofrecerá todas las funciones de Bitcoin. Ahora mismo realizamos la mitad de ellas, pero cada día avanzamos un poco más para incorporar el resto”.

Para empresas y usuarios que requieren funciones más avanzadas, como contratos inteligentes y funcionalidades de datos, Money Button las combina en un paquete fácil de usar, pero repleto de funciones.

“Desde una perspectiva comercial, Money Button es una forma de que las empresas interaccionen con un blockchain que les permita centrarse en sus negocios”, dice Charles.

“Lo que hacemos es resolver todos los desafíos técnicos que supone implementar un negocio en el blockchain. En cuanto al usuario final, lo único que debe hacer es deslizar el botón de Money Button para enviar sus pagos”.

Micropagos manejables

Interactuar con Money Button como usuario final es tan sencillo como registrarse para abrirse una cuenta, lo que permite tener un monedero de Bitcoin SV y una dirección de Paymail (en realidad, es una dirección de correo electrónico que permite el envío y la recepción de transacciones peer-to-peer directas entre usuarios).

Se pueden añadir fondos a Money Button desde cualquier fuente de financiación de Bitcoin SV externa; después de esto, se muestran en la moneda fiduciaria elegida dentro del monedero. Desde allí, los usuarios pueden realizar transacciones directamente entre ellos o interactuar con las empresas que admitan Money Button. Pagar es tan sencillo como deslizar el botón de Money Button para autorizar el pago, que se deduce directamente del saldo que haya en el monedero de Money Button.

Las empresas que han incorporado Money Button en su aplicación o sitio web tienen la ventaja añadida de poder ofrecer una experiencia de usuario integrada, con el monedero de Money Button como credencial de inicio de sesión adjunta a su inicio de sesión, al tiempo que permiten funciones de pago relacionadas con el acceso, las suscripciones o las compras.

“Lo que estamos haciendo es crear un método que pueda eliminar todas las barreras posibles para atraer a los usuarios a esta tecnología. Eso significa reducir el número de pasos necesarios para inscribirse en Money Button, adquirir BSV y luego utilizarlo en una aplicación, y hacerlo de la manera más sencilla posible, un requisito que siempre ha sido clave para nuestro negocio”, añade Charles.

“Para una empresa, la funcionalidad que obtiene con Money Button es extremadamente sofisticada, pero para el usuario final, es muy sencilla: solo tiene que deslizar un botón y realizar el pago”.

“Actualmente, contamos con el suficiente número de empresas con Money Button como para poder tener algo de información clave sobre cuáles son las prioridades más importantes para las empresas y el conjunto de funciones que necesitan”, explica Charles.

“A lo largo del año que viene, vamos a desarrollar un montón de nuevas funciones para hacer que Money Button sea aún más útil para las empresas. Money Button no cambiará desde la perspectiva del usuario final, pero creo que las empresas van a experimentar un crecimiento continuo gracias a estas nuevas funcionalidades añadidas, ya que les permitirá una mayor creación de valor”.

La última de estas nuevas funciones se reveló en abril como Invisible Money Button, un método para que los usuarios autoricen pagos automáticos o creen reglas personalizadas para los pagos, lo que en la práctica supone dar permiso a las empresas para deslizar el botón de Money Button en nombre de los usuarios. Esta función permite a las empresas crear experiencias de usuario comerciales y de alta calidad, como modelos de contenido basados en suscripciones, sin necesidad de realizar un pago manual cada vez.

“La interfaz basada en deslizar el dedo fue cuidadosamente diseñada para ofrecer la mejor experiencia de usuario en la mayoría de los casos de uso, pero nunca podría ser la mejor experiencia de usuario en todos los casos de uso”, explica Charles.

“Con Invisible Money Button, el botón en sí nunca aparece en la pantalla. Esto hace que las aplicaciones avanzadas sean mucho más fáciles de usar, como los micropagos en las redes sociales y las aplicaciones de mensajería, y la carga de datos en el blockchain».

Desarrollado en Bitcoin SV

“El propio Money Button surgió de otro proyecto llamado ‘Yours’. Al principio, usábamos Bitcoin Core hasta que las tarifas pasaron a ser demasiado altas, lo que significó que, en ese momento, tuvimos que cambiar de Bitcoin Core a Litecoin”, explica Charles.

“Así es como nos vimos envueltos en el debate sobre el tamaño de los bloques en torno a Bitcoin. Teníamos muy claro que el camino que debíamos seguir era tener bloques grandes y usar el protocolo original, por eso elegimos Bitcoin SV”.

Charles, que cuenta con una larga experiencia como desarrollador en otros blockchains, incluidos aquellos que todavía están en fase inicial (fue el primer ingeniero contratado por Reddit cuando el sitio web se embarcó en su propio proyecto de moneda digital), aboga por el potencial de desarrollo de Bitcoin SV.

“La ventaja fundamental de Bitcoin SV es muy sencilla: se trata de un protocolo fijo con capacidad de escalada, como un negocio. Eso es realmente lo único que hay que saber”, explica Charles.

“Desde una perspectiva más técnica, no hay tope máximo en cuanto al tamaño de los bloques. Además, las empresas construyen su infraestructura y crean o validan las transacciones de forma paralela y progresiva. Bitcoin está diseñado exactamente igual que un sistema de computación distribuido en el mundo real, con un almacenamiento y una transmisión intrínsecamente escalables. Otros blockchains no lo hacen así”.

Pero no son solo los beneficios de la plataforma subyacente de Bitcoin SV los que han permitido a Money Button florecer, sino un creciente ecosistema de empresas que están usando la moneda digital.

“Desde que cambiamos a Bitcoin SV, hemos tenido cerca de 1,3 millones de deslizamientos de botón, es decir, la gente ha utilizado Money Button para realizar pagos 1,3 millones de veces. Hemos alcanzado más de 10 millones de dólares en pagos realizados a través de Money Button, con volúmenes que crecen exponencialmente, por lo que los números, sin duda, son muy buenos”, dice Charles.

“Contamos con más de 150 empresas activas que ya están usando Money Button, permitiendo a los usuarios pagar en sus aplicaciones o escribiendo datos en el blockchain. Ya se les puede considerar un grupo activo sólido, y vemos un crecimiento tremendo. El ecosistema de empresas que utilizan Bitcoin SV está creciendo rápidamente y esto solo puede significar unas muy buenas perspectivas para Money Button”.

Caso práctico: HandCash

Caso práctico: HandCash

HandCash, conocido como «el monedero de Bitcoin que se puede recomendar», ofrece una experiencia de usuario intuitiva para los servicios del ecosistema de Bitcoin SV, lo que hace que destaque frente al resto. El equipo de desarrollo, que es español, está trabajando para que las monedas digitales formen parte de la vida cotidiana de forma más accesible y frecuente.

«Desde el primer día, hemos intentado que Bitcoin sea más atractivo para todos», dice Alex Agut, cofundador y director ejecutivo de HandCash.

«Una de las cosas que nos hace únicos es la facilidad de uso de nuestro producto. Nos centramos en que la interfaz de usuario sea sencilla y ofrezca una experiencia de usuario positiva desde su configuración inicial. Es fácil y fiable, que es lo que le gusta a la gente de HandCash».

La gama de productos de HandCash ofrece distintas formas de interactuar con la cadena de bloques de Bitcoin SV. El monedero HandCash es una aplicación sencilla, pero repleta de funciones para los usuarios finales; en cambio, HandCash Connect dispone de un conjunto de herramientas para empresas y desarrolladores que quieran integrar a Bitcoin en su producto.

«Creo que surgirán muchos casos de uso empresariales gracias a Bitcoin y a los micropagos, y funciones como el cifrado y la tokenización. Esta tecnología puede abrir un mundo de posibilidades», explica Agut.

«Pero tenemos que conseguir que Bitcoin esté al alcance de los desarrolladores y los consumidores. HandCash es una solución que se adapta a los usuarios de ambos lados de Bitcoin, así que es más fácil de usar e integrar que nunca».

En el lado del consumidor, el monedero HandCash ofrece una fácil vía de acceso a los consumidores que quieran usar la red de Bitcoin SV para realizar transacciones entre pares. Sin embargo, son las herramientas empresariales las que completan la infraestructura de pagos, donde HandCash pretende usar Bitcoin para marcar la diferencia.

«Si trabajas con Bitcoin, sabes que, obviamente, no es recomendable intentar superar a Visa. Es imposible porque tiene una infraestructura enorme, márgenes amplios y un gran negocio», asegura Agut.

«Donde Bitcoin puede superar a Visa es en el área de los micropagos. Visa no puede ofrecer micropagos transfronterizos rentables, pero nosotros sí podemos. Lo consideramos nuestro nicho de mercado: micropagos mediante aplicaciones».

Bitcoin para empresas

«HandCash Connect es una solución rápida y flexible para crear todo usando Bitcoin como base», explica Rafael Jiménez Seibane, director de tecnología de HandCash.

«HandCash Connect es una solución que integra Bitcoin en el back-end, lo que proporciona total libertad para realizar desarrollos basados en cualquier plataforma y, lo que es más importante, para crear aplicaciones nativas».

El kit de herramientas de HandCash Connect es un kit de desarrollo de software (SDK por sus siglas en inglés) todo en uno que proporciona seis nuevas funciones empresariales basadas en la cadena de bloques: pagos instantáneos, pagos pendientes, identidad, inicio de sesión, datos de cadena de bloques y propiedad.

«En el caso de cualquiera de estos módulos, solo se necesita un fragmento de código o snippet muy sencillo que está escrito en un inglés muy fácil de entender. Los desarrolladores que quieran usarlo no tienen que pasar por el proceso de aprender Bitcoin, sino que pueden centrarse en crear aplicaciones», dice Seibane.

«Adiós a los tecnicismos de Bitcoin y a las distracciones: HandCash Connect te permite centrarte en desarrollar tu proyecto. Tú creas el mejor producto que puedas y nosotros nos encargamos del resto».

El uso de Bitcoin como plataforma para facilitar nuevos modelos empresariales digitales está relacionado directamente con la oferta de valor de HandCash, que se basa en una necesidad del mercado que detectaron los fundadores cuando estaban desarrollando un producto totalmente diferente.

«Creemos que es una iniciativa muy importante por nuestra propia experiencia en la integración de pagos en aplicaciones en 2015, cuando no había SDKs ni conjuntos de APIs listos para usarse que pudiéramos utilizar directamente en nuestra aplicación, como si fuera algo de conectar y utilizar, para añadir micropagos o pagos con Bitcoin», explica Agut.

«Las empresas no deberían tener que formar a sus programadores de nuevo para que aprendan Bitcoin o el script de Bitcoin y usarlo así en sus productos. Con HandCash Connect, no es necesario volver a realizar formaciones. Hemos conseguido que sea tan simple como usar nuestras llamadas de API y, de esta forma, conectarse a nuestra infraestructura».

Al principio, cuando se ideó HandCash, el equipo estaba trabajando en el desarrollo de un producto con el que se pretendía alcanzar una visión final, en lugar de un producto específico para una cadena de bloques o una plataforma determinada. Sin embargo, los problemas con la estructura de las tarifas y la falta de previsibilidad en las cadenas de bloques competidoras hicieron que Bitcoin SV fuera la única opción que ofrecía una solución viable.

«El problema que tuvimos con Bitcoin Core fue que las tarifas eran terribles porque no tenías ninguna. No había fiabilidad, lo que es un problema importante. Con Bitcoin SV, sabes que, mañana, la red funcionará exactamente de la misma manera que lo ha hecho hoy. Pero lo más importante para nosotros es que las tarifas serán más o menos iguales, lo que ofrece gran fiabilidad», dice Agut.

«El código de Bitcoin SV es muy bueno, funciona bien y se escala. Sin embargo, creo que lo mejor que te proporciona es el entorno empresarial, es decir, el desarrollo significativo en la plataforma y conseguir que el nodo funcione mejor, lo cual es muy importante, ya que muestra a las empresas que esto se está tomando en serio y que se piensa a largo plazo».