Cómo mintBlue trae el poder de BSV a las empresas

Alex Speirs 150 x 150
By Jamie McKane Published: octubre 21, 2021
mintBlue logo

mintBlue, una emocionante startup basada en BSV que ofrece a las empresas infraestructura de cadena de bloques lista para usar, ha tenido su lanzamiento oficial como el más reciente emprendimiento dirigido a empresas, el cual les ofrece una manera accesible de desarrollar aplicaciones potentes y escalables en la cadena de bloques de BSV.

mintBlue tuvo un cambio reciente de marca, antes solía llamarse Kyrt y empezó como un proyecto creado para la tercera Hackatón de BSV en el 2020. Kyrt ganó el tercer lugar en el evento y pronto comenzó a atraer interés por parte de inversores y clientes potenciales. La visión inicial del proyecto era crear paquetes de servicios API, SDK personalizados e infraestructura lista para usar que le permitiese a las empresas y programadores desarrollar aplicaciones en la cadena de bloques de BSV sin la necesidad de interactuar directamente con el script de Bitcoin y los códigos de operación.

Su director general, Niels van den Bergh, explicó que con este cambio de marca a mintBlue y una reciente alianza comercial con un importante cliente que da servicio a un gran consorcio de empresas, la startup ha ampliado su enfoque en entusiastas y pymes para ahora incluir a clientes empresariales. También, ha desarrollado una oferta inicial de servicios API basados en microtransacciones, para incluir todo desde certificados digitales a tókenes no fungibles (NFT por sus siglas en inglés).

Niels presentation

Van den Bergh explicó que el objetivo de mintBlue es ofrecerle a las compañías una manera fácil de desarrollar servicios basados en cadena de bloques y, a su vez, garantizar la escalabilidad, fiabilidad y eficiencia. Esas funciones tienen el apoyo de la filosofía y el diseño de la cadena de bloques de BSV, que es la cadena de bloques más acorde al protocolo original de Bitcoin como fue descrito por Satoshi Nakamoto en su libro blanco original del 2008. Esto significa que BSV tiene la capacidad de escalar de forma ilimitada, así como de procesar contratos inteligentes y su protocolo subyacente tiene la garantía de permanecer estable; esto le da a las empresas y usuarios la confianza de involucrarse con la misma, sabiendo que sus aplicaciones se mantendrán siempre funcionales.

«Existen ciertos obstáculos que enfrentan las grandes organizaciones a la hora de hacer algo con cadenas de bloques, como por ejemplo a la hora de integrar todos sus sistemas existentes con la cadena de bloques, o cómo proceder en cuanto a privacidad y seguridad en ese nivel más alto; además, contratar talento en cadena de bloques es muy difícil», aseguró van den Bergh.

«En la cadena de bloques, las empresas no pueden arrancar con algo de esta manera. Entonces, pensamos que con mintBlue, podríamos convertirnos en un proveedor de servicio para integrar pagos de manera fácil y usando lenguajes de programación comunes. Contamos con estos paquetes de servicios API estandarizados que las organizaciones pueden simplemente conectar a sus sistemas utilizando lenguajes de programación simples, de manera que su programador actual pueda desarrollar con cadena de bloques de manera simple».

 

Un proveedor de infraestructura de cadena de bloques para empresas

Durante el inicio de los pagos en línea, las compañías no desarrollaban una propia infraestructura de pagos que fuese específica para sus plataformas. Por el contrario, usaban servicios como Stripe, que les garantizaba la interoperabilidad y eficiencia. Lo mismo sucede con compañías que actualmente buscan desarrollar aplicaciones basadas en cadenas de bloques y por esto es que mintBlue espera actuar como el proveedor de infraestructura para sus operaciones en cadena de bloques, haciendo posible que los clientes se enfoquen exclusivamente en el desarrollo de sus plataformas sin preocuparse por desarrollar servicios desde cero en BSV.

Con este objetivo en mente, mintBlue está en constante adaptación y expansión de sus paquetes de API para satisfacer las necesidades de sus clientes. La compañía ha desarrollado servicios que se adaptan a diferentes casos de uso requeridos por parte de empresas que desarrollan en la cadena de bloques y continúa expandiendo su oferta basada en las solicitudes de sus clientes.

«Estamos creando una capa de lenguaje de programación común sobre la cadena de bloques», dijo van den Bergh.

«Los micropagos son uno de los servicios que ofrecemos, pero también brindamos integridad de datos, certificados digitales, y estamos trabajando en NFT y tókenes que puedes crear simplemente haciendo una llamada API a nuestra infraestructura».

«Desde la perspectiva técnica, estamos haciendo todo sin custodia. Sí ofrecemos servicios de custodia, pero la mayoría de nuestros productos están cifrando y enviando datos de manera local a nuestra API en la cadena de bloques, entonces ni siquiera vemos qué hay en los datos que nuestro cliente envía», agregó.

 

BSV como una plataforma de confianza

Van den Bergh descubrió la tecnología de cadenas de bloques durante el punto más alto del primer periodo de inversiones en criptomonedas más importante en 2017. En ese entonces, trabajaba en una agencia de innovaciones que organizaba programas de aceleración de startups y buscaba nuevas y emocionantes ideas comerciales que usaran tecnologías de última generación.

BSV Blockchain

«Me encontraba trabajando en una agencia de innovaciones que organizaba programas de aceleración de startups. Estos programas eran como cursos muy intensivos de dos meses de duración para que los emprendedores pudiesen validar sus proyecciones iniciales sobre sus empresas, algo así como una escuela. Era el año 2017, y nuestra agencia tenía un par de clientes cuya atención estaba puesta en la tecnología de cadenas de bloques. Fue en ese entonces que comencé a investigar sobre todo el espacio de cadenas de bloques, para entenderlo y obtener una idea clara de todos los protocolos diferentes», dijo.

Van den Bergh exploró muchas opciones diferentes para aplicaciones en cadena de bloques pero, como sucedió con muchos otros desarrolladores y empresas que investigaban la tecnología en ese momento, se dio cuenta de que la mayoría de las plataformas no eran escalables ni eficientes, y aún peor, eran peligrosamente fraudulentas y poco fiables.

Sin embargo, cuando descubrió BSV e investigó sobre los méritos de su protocolo subyacente, supo que esta sería la única plataforma verdaderamente viable para desarrollar aplicaciones a la escala en la que él tenía planeado.

«Encontré BSV después de investigar mucho, y fue el primer protocolo que en realidad tenía sentido. La idea de desarrollar algo que sepas que seguirá allí en el futuro es importante. También, en términos de estabilidad, puedes confiar lo suficiente en la plataforma para desarrollar una empresa sobre ella. Yo no confiaría en ninguna otra cadena de bloques porque toda tu empresa podría cambiar mañana si su protocolo subyacente cambia».

«Si BSV es la cadena de bloques original y no tiene ningún límite, ¿por qué considerar alguna otra?»

Un proyecto de la hackatón, el haber firmado con un importante cliente después, y la idea de facilitar la creación de aplicaciones basadas en cadena de bloques que sean confiables ha comenzado a dar sus frutos.

 

Un impresionante crecimiento orgánico

Cuando Kyrt cambió su marca a mintBlue, optó por cambiar su enfoque en clientes minoristas y entusiastas a B2B y empresariales, un cambio que la ha premiado con un mayor interés por parte de inversionistas y clientes de alto perfil. La ronda de financiación de la compañía está prevista a cerrar en el último trimestre del 2021, y continúa creciendo de manera impresionante como resultado de la expansión en sus metas empresariales.

«La mayor evolución fue el cambio del enfoque en clientes minoristas y entusiastas a B2B y empresariales, y el hecho de lograr una alianza con un importante cliente empresarial nos brindó notoriedad para comenzar conversaciones con otras compañías grandes también. Por esto, anticipamos una escalada de este primer cliente importante a clientes aún más grandes», dijo van den Bergh.

El cambio de marca estuvo a cargo de una prominente agencia de diseño en Países Bajos, que también ha estado a cargo de campañas para el gobierno holandés y la municipalidad de Ámsterdam, ciudad donde se ubica mintBlue. La compañía también ha atraído importante talento desde el ecosistema de BSV, como se vio con la contratación del experto desarrollador de cadenas de bloques y fundador de Chronos Labs, Aaron Rusell.

La firma de un importante cliente empresarial y el garantizar la adopción de sus paquetes de API ha logrado un incremento estable en su crecimiento orgánico, un fenómeno poco común en el mundo de los servicios basados en cadenas de bloques.

«Si ves los análisis de la cadena de bloques, puedes ver cómo estamos enviando nuestros datos en la cadena de bloques. Estamos mostrando verdadero crecimiento y uso orgánico gracias a la adopción de nuestros servicios por el gran consorcio de clientes que usan nuestra plataforma», señaló van den Bergh.

Además, asegura que mintBlue tiene como objetivo continuar con este crecimiento en el futuro mediante la expansión de su cartera de clientes y brindando valor a los clientes al ofrecer servicios interoperables de procesamiento de pagos y datos en la cadena de bloques. Gracias al diseño de BSV, no existe límite en la tasa de crecimiento del nuevo proveedor de infraestructura de cadena de bloques, y los clientes de mintBlue pueden estar tranquilos de que sus datos serán almacenados de manera inmutable y segura dentro de un ledger digital verificable, respaldado por un protocolo de cadena de bloques que es estable y confiable.