MusicArt conecta a los fans del arte musical con BSV

Alex Speirs 150 x 150
By Jamie McKane Published: enero 5, 2022
Music Art

El concepto de los tókenes no fungibles (NFT por sus siglas en inglés) tiene el potencial para revolucionar un sinfín de industrias, así como para cambiar nuestra percepción fundamental de la propiedad digital. Esto es particularmente cierto para los artistas, quienes históricamente han luchado para mantener el control de su contenido una vez se distribuye y reproduce de forma digital.

MusicArt, una nueva plataforma de NFT única que ya ha sido lanzada en la cadena de bloques de BSV, satisface esta necesidad al habilitar la tokenización de arte e imágenes relacionadas con la música. Esto incluye el diseño artístico de discos y afiches musicales, así como las hojas con letras de canciones.

«MusicArt es una nueva plataforma de NFT cuyo único enfoque es celebrar y promocionar el arte y las imágenes basadas en la música, como el diseño artístico de las letras de canciones, los discos y los afiches musicales. Esto convierte a MusicArt en el lugar perfecto para que los músicos intercambien su arte virtual, en lugar de ver cómo su arte se pierde en el mar de NFT al ser clasificados en géneros no relacionados con la música, como sucede en otras plataformas», explica el cofundador Peter Ruppert.

«Al tener su enfoque únicamente en la música, los fans y coleccionistas de la música podrán hacer de MusicArt su destino predilecto para buscar arte basado en música, y esto mejorará la posibilidad de que el arte tenga más visibilidad y pueda ser encontrado por un usuario que busca de forma casual. Los artistas también pueden enlazar sus perfiles de Spotify y Apple para permitir que toda persona interesada en alguna obra artística en particular pueda descubrir su música sin obstáculos».

Los NFT le brindan a los creadores y propietarios de bienes digitales los medios para asegurar su propiedad mediante la tokenización como un objeto registrado en un ledger digital inmutable: la cadena de bloques. Muchos protocolos de cadena de bloques facilitan la capacidad de acuñar y operar NFT, pero ninguna puede competir con la eficiencia y seguridad que brinda la cadena de bloques de BSV.

Gracias a sus fuertes cimientos basados en el protocolo original de Bitcoin, BSV ofrece costes de transacción extremadamente bajos, un alto rendimiento de transacciones y el soporte de contratos inteligentes complejos que habilitan la acuñación y operación de NFT. Esta es una de las razones claves que hicieron que MusicArt optara por construir su emocionante plataforma de NFT en la cadena de bloques de BSV.

 

NFT eficientes en la cadena de bloques de BSV

Ruppert tuvo su primer contacto con la tecnología de cadenas de bloques y el protocolo de Bitcoin unos años atrás gracias al otro cofundador de la compañía, Dirk Brockhausen, e inmediatamente quedó cautivado por su potencial.

«Me enamoré del concepto y de las posibilidades para las obras artísticas musicales, ya que he sido un gran fan de las ilustraciones de portadas de discos durante toda mi vida. Lo que me preocupó fue todo el parloteo sobre arte perdido en otros mercados. Luego me enteré que únicamente el arte más pequeño, como por ejemplo Crypto Kitties, era almacenado en cadena. Todo lo demás estaba en riesgo, y yo quería con todas mis fuerzas que las obras de arte estuviesen en cadena», agregó.

«En el momento en que una persona envía su arte de disco de 3000 x 3000 a los procesadores digitales de señales (DSP por sus siglas en inglés), ellos también deberían almacenarlo en la cadena de bloques, para que así se mantenga asegurado por siempre. También quería trabajar con una cadena de bloques que cumpliese con la normativa; me preocupaban todas estas cadenas nuevas y soluciones de segunda capa que surgían por todo lado y la falta de transparencia en su tecnología».

Para Ruppert, la mayoría de las otras cadenas de bloques y soluciones de segunda capa parecían ser soluciones de custodia, lo cual no tenía sentido para él si se toma en cuenta la habiliadad que tiene BSV de almacenar el arte en cadena.

«Queríamos un mercado para todo tipo de artistas, fueran famosos o no. Sí, tenemos un arte muy exclusivo de Jimi Hendrix en la plataforma, pero también queríamos que se acuñaran NFT de artistas nuevos y emergentes que podrían querer vender una edición limitada de NFT por $10 cada una, o que busquen hacerlos parte de su estrategia de mercadeo para incentivar su divulgación y preventa».

«Con Ethereum, debido a sus altos costes, era imposible. Mientras que los bajos costes de BSV son perfectos para nosotros. Además, los artistas quieren NFT que sean amigables con el planeta, otra razón que hizo que Ethereum fuera un gran “no” para nosotros».

El pago regular y confiable de regalías para los propietarios de NFT también es crucial para la visión de MusicArt, especialmente si se consideran los abundantes problemas que los cofundadores encontraron en otras plataformas.

«Eran demasiadas las historias de terror relacionadas con pagos irregulares o la falta de pago en otras plataformas, otra razón por la cual se descartó utilizar una solución de segunda capa. Nos hizo preguntarnos, ¿por qué alguien utilizaría un sistema de custodia para la gestión de regalías? Con la tecnología de cadena de bloques, ya esos días deberían de haber terminado por siempre», aseguró Ruppert.

 

Navegando un nuevo mundo artístico

Para mí, los NFT representan un área nueva y emocionante a la cual puedo llevar mi trabajo. El Metaverso es el espacio perfecto para el arte psicodélico. Como alguien que estuvo presente en el inicio de la psicodelia y luego de inventar este estilo de imágenes y experimentar la cultura que nació alrededor del mismo, me parece maravilloso poder estar aquí también, en el inicio de este nuevo mundo artístico. – Karl Ferris

Apesar de haber sido lanzada hace poco, MusicArt ya ha atraído a artistas famosos a su plataforma, ofreciéndoles una manera fácil de tokenizar su trabajo y ganar regalías. Entre los artistas prominentes de MusicArt están Mike DuBois, que creó el diseño artístico para discos de una gran lista de músicos como The Rolling Stones, Pink Floyd y Neil Young, así como Karl Ferris, el principal innovador de la fotografía psicodélica, que trabajó en la portada de álbumes de Jimi Hendrix, Eric Clapton y Cream.

Ruppert afirma que la plataforma promueve a artistas de legado y artistas nuevos por igual y el número de artistas participantes está en constante aumento.

«Al momento de su lanzamiento, MusicArt se enorgullece de exhibir obras exclusivas de íconos del arte rupestre. Entre ellas están obras del pionero en arte de música contemporánea Mike DuBois (The Grateful Dead, The Allman Brothers Band, Fleetwood Mac, The Rolling Stones), la leyenda de fundas de discos Ioannis (Blue Oyster Cult, Deep Purple, Starship) y el fotógrafo psicodélico Karl Ferris (Eric Clapton, Cream, Jimi Hendrix)».

«Estamos en el proceso de integrar a miles de artistas nuevos y emergentes, a través de nuestra alianza con los innovadores portales de artistas independientes Jamma Music y Aurovine».

Entre las expectativas de este año está expandir el arte que forma parte de la plataforma MusicArt para incluir más tipos de medios.

«En la hoja de ruta para el 2022 tenemos libros y revistas de música y, por supuesto, música. De nuevo, gracias a BSV, todo estará en cadena. Entonces necesitamos una escalabilidad masiva, que también es algo que BSV ofrece, ya que puede gestionar 100 000 transacciones por segundo».

«Eso es algo clave para producir millones de NFT de canciones».

 

Cómo iniciar con tu colección

En su estructura, MusicArt se ejecuta en soluciones vanguardistas de NFT que fueron desarrolladas en la muy eficiente y segura cadena de bloques de BSV. Pero mecánicamente, funciona de una manera muy similar a la de plataformas de distribución de música. Los artistas o sus representantes pueden empezar abriendo lo que MusicArt llama una cuenta “coleccionista”.

«Esa cuenta gestionará los ingresos por ventas y las regalías e incluye el monedero. También deben abrir un perfil de artista, el cual mostrará los NFT. Los artistas pueden crear NFT únicos, pero recomendamos crear ediciones limitadas. 10, 20, 50, 100 o más, dependiendo de cómo perciban el apetito de sus fans hacia los coleccionables digitales excasos o exclusivos. El pago de honorarios de apertura se puede hacer utilizando BSV, o hasta ETH, BTC, XRP, LTC u otras, PayPal o tarjeta de crédito. Esto facilita mucho el proceso de incorporación», explicó Ruppert.

«Los artistas pueden subastar su arte o venderlo a un precio fijo. Pueden establecer el precio de la manera que deseen. Nuestros NFT son numerados, lo que bien podría significar que el número 1 de 100 podría ser más costoso que el número 80 de 100. La numeración también significa que los artistas pueden asignar “regalos” especiales a los números individuales».

Una vez se haya acuñado y enlistado el arte en la plataforma de MusicArt, los fans pueden formar parte y comenzar a comprar e intercambiar NFT al abrir su propia cuenta de coleccionista.

«Los fans abren una cuenta de coleccionista con la cual pueden comprar NFT, coleccionarlos en su portafolio de NFT y mantenerlos ahí, mostrar su colección a otros fans o enlistarlos para reventa. También pueden enviarlos a otro monedero y enlistarlos en otro mercado compatible con STAS, los cuales sabemos vendrán en el futuro. El arte siempre aparece ya que se almacena de forma segura en la cadena», aseguró Ruppert.

«Comprar en MusicArt es fácil. Ya sea usando BSV o, con la ayuda del widget integrado de intercambio de Fabriik, también puedes pagar con ETH, BTC, XRP, LTC y otras criptomonedas.

Para consultar el impresionante catálogo de obras de arte musical de la plataforma y empezar a construir tu colección de NFT de arte sobre música, visita el sitio web de MusicArt e inscríbete para obtener una cuenta