VXPASS se convierte en la primera tarjeta de vacunación contra la COVID-19 basada en la cadena de bloques aprobada en San Francisco

Alex Speirs 150 x 150
By Jamie McKane Published: noviembre 18, 2021
VXPASS vaccine

VXPASS, el proveedor de la tarjeta de vacunación digital contra la COVID-19 creado en la cadena de bloques de BSV, ha sido aprobado por la ciudad de San Francisco como proveedor acreditado de la tarjeta de vacunación digital. Esto significa que aquellos habitantes de San Francisco que quieran demostrar su estado de vacunación en negocios no podrán ser rechazados si presentan su VXPASS junto con una identificación con foto al entrar.

VXPASS ofrece una tarjeta verificable de vacunación digital contra la COVID-19 que está suscrita por proveedores sanitarios certificados y publicada en la cadena de bloques de BSV, al tiempo que mantiene la privacidad del usuario.
El servicio crea una versión firmada digitalmente de las tarjetas de vacunación contra la COVID-19 que puede verificarse con la cadena de bloques de BSV sin exponer la identidad de la persona vacunada.

VXPASS crea un registro de todos los datos relevantes de la vacuna en la cadena de bloques de BSV mediante técnicas que protegen la privacidad del paciente. La solución de la empresa ofrece a los organismos gubernamentales y a las organizaciones sanitarias la capacidad de supervisar sus programas de vacunación de forma más eficiente y en tiempo real y, a su vez, también otorga control de acceso a las personas.

Justin Pauly, director ejecutivo de Asuntos Internacionales de VXPASS, afirma que el haber sido añadidos a la lista de proveedores aprobados de San Francisco demuestra que se han convertido en un referente en lo que respecta a proveedores de tarjetas de vacunas digitales en los Estados Unidos.

Justin P - VXPASS

«Este es el primer servicio de tarjeta de vacunas basado en una cadena de bloques en ser aceptado en San Francisco. San Francisco fue la primera ciudad en decir que aceptarían algún tipo de pase digital en los Estados Unidos, por eso se ha convertido en el referente de la adopción. La ciudad ha actualizado su página web para reflejarlo y ahora no te pueden denegar el paso al mostrar un VXPASS en cualquier negocio de la ciudad».

«Una vez que estás en la lista, es una prueba aceptable del estado de vacunación contra la COVID-19. Si muestras tu VXPASS y tu identificación, no te pueden negar la atención», agregó.

En comparación con otros proveedores que operan en los Estados Unidos, VXPASS es el único en ofrecer la verificación en los puntos de emisión e inspección. Muchos otros proveedores de tarjetas de vacunación digitales norteamericanos ofrecen básicamente una reproducción digital de las tarjetas de vacunación en papel que no puede verificarse con las bases de datos estatales ni se puede demostrar su autenticidad.

«Las demás soluciones son de autovalidación y no están realmente verificadas, solo son una imagen de tu tarjeta. La nuestra se coteja con un organismo de acreditación: a veces son los médicos, la mayoría de las veces son los farmacéuticos».

«En VXPASS siempre hemos querido crear un registro sanitario verificado en lugar de una copia o de una versión digital de una tarjeta de vacunación en papel. Si lo hemos conseguido es porque nuestra solución se verifica mediante las bases de datos estatales y estas confían lo suficiente en nuestro sistema como para decir que cualquier VXPASS es válido al cien por cien. Así que no solo nos sentimos validados por la ciudad de San Francisco, sino que la misma ciudad se siente lo suficientemente segura como para creer en nuestra validación», afirmó Pauly.

 

Cómo obtener la tarjeta de vacunación VXPASS

Se puede acceder a la tarjeta de vacunación VXPASS y enseñarla como un código QR a través de la aplicación, que verifica el estado de vacunación del usuario con su registro público y anónimo en la cadena de bloques de BSV. Pauly explica que la obtención de la tarjeta de vacunación VXPASS puede realizarse de dos formas distintas:

«Una es en el momento de la atención, lo que significa que te la dan cuando te inyectan la vacuna. La otra es después de la atención, por lo que tienes que ir al estado donde te vacunaron. Debes llevar tu identificación y acudir a un farmacéutico certificado por VXPASS. Suelen ser farmacias independientes y tienen acceso a los registros de la base de datos estatal».

«Los farmacéuticos miran ese documento de [identidad]. Luego te buscan en la base de datos, comprueban que la información es correcta y, a continuación, cotejan su nombre y su identificación operativa con ese registro, corroborando que es correcto. Lo interesante de VXPASS, y la razón por la cual se trata de un registro de salud verificado en lugar de un registro de salud electrónico, es que una vez que lo ponemos en la cadena, es inmutable: está en la cadena, es inalterable», explicó.

La eficacia de VXPASS se debe a la potencia y la escalabilidad de la cadena de bloques de BSV, la cual escala sin límites y aprovecha sus tarifas de transacción ultrabajas y las funciones de gestión de datos de última generación para ofrecer una infraestructura con capacidades sin precedentes. De hecho, el mismo proceso de registro de VXPASS es tan rápido que Pauly dice que tuvieron que agregar, a propósito, diapositivas de información en la aplicación para ralentizarla.

«Al registrarse como nuevo paciente y al pasar por el proceso en VXPASS, la mayor queja era que todo iba demasiado rápido y la gente no podía creer que hubiéramos escrito algo en la cadena de bloques. Por eso tuvimos que poner diapositivas de información dentro del proceso de registro de la aplicación. Son cantidades de datos tan pequeñas y la respuesta de BSV es tan rápida que nos vimos obligados a ralentizar el proceso».

«BSV es viable, fidedigna y es lo suficientemente rápida como para que podamos hacerlo en una demostración en directo. No hay que sentarse a esperar, simplemente funciona todo el tiempo. Lo mejor es que con BSV podríamos escribir literalmente 10 mil millones de registros al mes y nos sobraría ancho de banda para hacer cualquier otra cosa que quisiéramos», agregó.

Esto también ha hecho que VXPASS esté en una posición que le permita ofrecer una gestión de historiales médicos a escala empresarial a una fracción del coste y del tiempo de implementación de los proveedores tradicionales.

Pauly afirma que las aplicaciones de BSV en este sector son tan eficientes que, al considerar las principales solicitudes de propuestas (RFP por sus siglas en inglés) del gobierno estadounidense relacionadas con la gestión de datos médicos, han encontrado casos en los que un plan propuesto de cinco años de duración, con el fin de almacenar miles de millones de registros de datos, podría completarse en solo cinco semanas utilizando la cadena de bloques de BSV.

 

Crecimiento explosivo en los Estados Unidos

Una medida primordial de la adopción de VXPASS es su incorporación a las farmacias, que luego reciben su certificación para brindar sus tarjetas digitales de vacunación a sus pacientes y clientes comerciales. En este sentido, VXPASS ha experimentado un crecimiento explosivo, no solo en San Francisco, sino en todos los Estados Unidos.

«Hemos incorporado unas 50 000 farmacias en Estados Unidos, y lo hemos hecho en ocho días. En cuanto a este proceso, estamos haciendo un promedio de novecientas incorporaciones por hora», comentó Pauly.

El equipo está muy ocupado con la incorporación de estas farmacias y proveedores médicos, y esperan que este crecimiento continúe en todo el país a medida que más personas conocen su oferta única, más económica y que ofrece un nivel de verificación muy superior al de sus competidores gracias al uso de la cadena de bloques de BSV.

«A diferencia de nuestros competidores, VXPASS es para toda la vida. Para algunos de ellos, hay que pagar mensualmente para hacer un seguimiento del estado de las vacunas de los empleados. En el mercado, somos mucho más baratos que otros».

Pauly cree que esta masiva adopción inicial de 50 000 nuevas farmacias incorporadas es solo el inicio de su crecimiento. En el futuro, espera que este crecimiento aumente de forma considerable a medida que VXPASS se vaya adoptando y se produzcan nuevas aprobaciones en más estados y ciudades, tras su validación por parte de la ciudad de San Francisco.

«Creo que veremos un rápido aumento de las incorporaciones», afirma.

Para saber más sobre VXPASS y cómo registrarte como proveedor certificado, visita el sitio web oficial de la empresa.